¿Por qué se pegan los bostezos?

¿Por qué se pegan los bostezos?

Te proponemos un reto: a ver si eres capaz de leer este artículo completamente sin dar un solo bostezo. Ya verás que es prácticamente imposible.

Todo en el bostezo es muy curioso. Siendo un acto tan común y natural en el ser humano -y también entre los animales vertebrados, pues no solo los mamíferos, sino también las aves, los peces y los reptiles bostezan-, no se tiene la certeza de cuál es su función biológica. Ni siquiera se sabe con seguridad cuáles son sus causas -aunque el sentido común nos dicta que si, conduciendo, empezamos a bostezar, lo más sensato es que nos detengamos a descansar o a dormir- y mucho menos de por qué se contagia.

Eso sí,  teorías hay muchas, así como experimentos que tienen el bostezo como protagonista. Podríamos definir el bostezo como una abertura de boca súbita, acompañada de una inspiración larga y profunda seguida de una corta espiración.

Bebé bostezando
Mira fíjamente a este bebé y verás cómo acabas bostezando como un rinoceronte.

Una de las explicaciones más extendidas es que el bostezo es un acto reflejo de nuestro cuerpo ante el cansancio, el aburrimiento o la fatiga: al disminuir en esos momentos el ritmo de la respiración, se produce una acumulación de dióxido de carbono en la sangre que debemos eliminar, y lo hacemos inhalando una bocanada de aire en el bostezo.

Así, durante el tiempo que dura este, de media unos 5 segundos, el ritmo cardíaco aumenta casi un 30% y nos espabilamos.

Pero no todos están de acuerdo con esta explicación. Se ha demostrado que dos personas reunidas en la misma habitación bosteza con la misma frecuencia, aunque estén alimentadas artificialmente con oxígeno, lo que pone en entredicho la teoría basada en la necesidad de expulsar el exceso de dióxido de carbono.

Cómo se contagia el bostezo

Por qué se pega el bostezo también es un misterio sin resolver: más de un 50% de la gente que ve bostezar lo hará también en menos de 5 minutos. Y además se ha observado que los ciegos bostezan si se les hace escuchar una cinta con bostezos y que algunas personas no pueden evitar ese reflejo ni siquiera cuando leen un texto que habla de bostezos. De hecho, es casi seguro que ya has bostezado al menos una vez leyendo este artículo ¿a que sí?

En estos casos, más que un acto reflejo, estaríamos ante un mecanismo de estimulación un tanto misterioso.

Suscríbete a nuestro canal de Youtube para ver más respuestas en video.

¿Por qué se pegan los bostezos?
Valora este post

Deja un comentario